7 de octubre de 2012

Drácula de Bram Stoker: Wojciech Kilar





Nos encontramos con una película que no nos dejará indiferentes... o te gusta o no te gusta... no hay términos medios. Nos encontramos un Coppola totalmente influido por el cine japonés, concretamente con "Kagemusha" de Kurosawa, dejando aparte la casualidad de que está coproducida por él mismo. Hay ciertas cosas en la película que no logro entender y se me escapan al razonamiento. Esas terribles gafas de cristal azul, esa cantidad de disfraces y transformaciones del protagonista, que nos hace olvidarnos a veces del verdadero personaje del que trata la historia... , unos trucos visuales a base de sobreimpresiones que chocan frontalmente con otros espectaculares, como las transformaciones que padece el gran Gary Oldman, magnífico en la escena donde chupa y rebaña el filo de la navaja con la que se acaba de cortar afeitándose Keano Reeves. Muchas sombras chinescas a base de figuras descuartizando caballos. Estamos ante un conde Drácula romántico y enamorado, todo lo contrario que escribió el autor de la obra literaria. La mentira humana y el engaño hace que su amada Elisabetha, creyéndole muerto al recibir una carta de los turcos derrotados por el conde en la guerra comunicando su muerte, se lance al vacío desde lo alto del castillo contra el río. A su vuelta, Drácula al ver a su amada muerta, jura venganza al mundo y aquí comienza nuestra historia. Un Drácula capaz de convertirse en hombre lobo, estatua viviente de la catedral de Notre Dame, ratas, murciélago, larva y un montón de cosas más, incluido él mismo de joven, imagen con la que enamorará a Mina, novia y futura esposa del segundo protagonista encargado de venderle posesiones en Londres, donde Drácula planea ir a por su amada, reencarnada en Mina. Un Anthony Perkins que se pasa tres pueblos de exagerado y un Keano Reeves que se desenvuelve bien en su papel, pero el verdadero protagonista es Oldman, soberbio en su interpretación, seguramente la mejor de su carrera. Varias escenas entre absenta, cinematógrafo, baile con velas, nos hace pensar que estamos viendo un anuncio publicitario. Muy buena la recreación de un Londres de época que queda eclipsado por la cantidad de metamorfosis y efectos especiales. No falta la típica escena del manicomio lleno de locos de atar (en donde un magnífico Tom Waits hace un papel sensacional) y estacas clavadas en el corazón, cabezas cortadas, lobos y vampiresas. No podemos olvidarnos de los maravilloso fundidos de la película, desde la cola de un pavo real a salir por el túnel una locomotora, de los mordisco del cuello fundidos con los ojos de Drácula o la cabeza cortada de Lucy, fundido con la carne que se está comiendo Perkins. Geniales esas imágenes.
Aún así, uno cuando sale del cine, puede hasta pensar que ha visto una gran película. Pero lleguemos a una parte de la película que no podemos dejar pasar... La Banda Sonora escrita por Wojciech Kilar. Aquí nos encontramos con una gran obra maestra, posiblemente una de las mejores bandas sonoras que se hayan escrito nunca. Una música que no se parece a ninguna otra, que acompaña cada imagen de la película como si cada imagen se hubiera hecho para cada nota. Nadie puede concebir esta película sin esta música.
La Banda sonora empieza por el principio "The beginnin", una de las partituras más excitantes que pueda oír el oído humano, no puede dejarte indiferente. Empiezan violines y cellos in crescendo hasta culminar en un apoteosis donde es imposible no imaginar un tétrico castillo en los Cárpatos. Escenas sangrientas de la guerra donde los soldados eran empalados, se les cortaba la cabeza y se les chupaba toda la sangre. Enseguida oiremos el tema de amor "mina", nos acompañara en cada escena donde salga su amada. "The Storm" es uno de los mejores cortes, marcando el ritmo los timbales al más estilo Carmina Burana, nuestro personaje se dirige a Londres, matando todo lo que se le pone por delante y llega el desembarco en la ciudad. "Love Remembered" nos da un respiro para volver al romanticismo de los personajes, un tema precioso a base de una entrada de oboe y violines. Más adelante nos encontramos con el tema "Mina-Drácula". Empiezan los cellos, a ritmo pausado, subiendo y mezclandose con los violines y varios instrumentos de viento. Esta pieza nos translada todo el amor mezclado con el intenso dolor que siente atravesando océanos de tiempo. "Ascension" es la liberación del mal, para encontrarse con el descanso, con el final de una eternidad vagando por la nada, aquí se apagan siglos de venganza y sufrimiento. Los coros nos transportan del mal al bien. Para acabar el disco nos encontramos con "love song for a vampiro", un tema cantado por Annie Lennox, sin olvidarnos de los títulos de crédito repasando todos los temas de la película. En definitiva... una magnífica partitura que a nadie le debería de faltar en su discoteca. Una música para oírla muy alta y si tienes narices... a solas.





4 comentarios:

javier ferrandis dijo...

como se llama el tema donde persiguen a caballo a los gitanos que llevan a dracula en el carruaje ese tema no esta en la banda sonora

javier ferrandis dijo...

gracias

Bélok dijo...

Pues sí, y seguro que oyendo atentamente la película podemos encontrar otros fragmentos que no están incluidos en la Banda Sonora. Generalmente las Bandas Sonoras no se graban enteras en disco, a no ser que se publique la Score completa, como se hizo de El Señor de los Anillos, La Lista de Schindler, Inception, Batman, Piratas del Caribe, Gladiator, etc...
En este caso, creo que no se publicó mas que el disco que conocemos o por lo menos yo no lo conozco ni he visto nunca. Eso no quita que algún día la discográfica nos de la sorpresa de sacar en algún aniversario de la película una nueva grabación que contenga la partitura completa.

Bélok dijo...

Por cierto, el tema que comentas, es un movimiento rápido en forma de Danza. En ese fragmento, Kilar se dejó influenciar mucho por los compositores rusos, al estilo del Vuelo del Moscardón y danzas de Khachaturiam.

Publicar un comentario

Hoy escuchas

- Piano concerto nº 2 - SAINT-SAENS
- Vissi d'arte "Tosca" - PUCCINI
- Overture "Don Giovanni" - MOZART
- Reina de la noche "La flauta mágica" - MOZART
- Aria de Edgar - PUCCINI
- Toccata y fuga en re menor - BACH
- Symphony nº5 "4º Mov." - MAHLER




Radios on line

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates